El 1 de junio del 2006, luego de conducir en dirección norte unos 1100 kilómetros, Faivovich & Goldberg se encuentran mirando un meteorito de hierro de 37 toneladas, emplazado en Campo del Cielo, sitio que se convirtió en su caso de estudio. Desde entonces trabajan juntos, adentrandose en el país, cruzando océanos y tendiendo puentes entre culturas. Atesoran la belleza del bosque nativo Chaqueño y la tristeza de atestiguar su destrucción, el descubrimiento de riquezas olvidadas en los déspositos del Instituto Smithsoniano y bibliotecas y archivos, donde quiera que estén: de asombrosas acumulaciones bibliográficas en el Instituto Iberoamericano de Berlín a los archivos reducidos a cenizas de Santiago del Estero, en la forma de relacione orales, libros, manuscritos, cartas o fotografías. A pie o en cualquier vehiculo, y sobretodo un generoso puñado de preguntas como medio de transporte.