La China Garcia o Sofia Garcia Vieyra. Córdoba. 19/05/1973.
PROYECTO INDIVIDUAL

Licenciada en Escultura por la UNC, fue becada para la investigación y desarrollo de la práctica artística contemporánea en el campo de las artes visuales en la Rijksakademie, Holanda. Su producción se ha manifestado a través del dibujo, la escultura, la instalación, la performance, colaborando en ocasiones con el teatro y la danza. Ha exhibido a nivel nacional e internacional. Como parte de su formación artística ha participado de Clínicas de obra y seminarios con renombrados artistas y teóricos de nuestro país. Se ha desempeñado como docente en diferentes niveles de enseñanza procurando integrar la teoría con la práctica artística. En los últimos años, a partir de la formación de la maestría en Curaduría en Artes Visuales de la UNTREF, ha desarrollado el interés por la teoría cultural y los estudios críticos latinoamericanos, como eje de análisis de la tesis en curso.

http://sofigv.wix.com/art

 

 

 

 

 

A. ¿QUÉ?
Se propone el emplazamiento transitorio de la escultura “La Cautiva” (1906) de Lucio Correa Morales,  como instancia de visibilidad sobre los temas que le dieron origen, propiciando un debate para solicitar, en una segunda etapa, su incorporación al patrimonio del Museo Nacional de Bellas Artes.

B. ¿POR QUÉ?

La cautiva, fue  inspirada en una india tehuelche prisionera de la Campaña del Desierto, que pierde a sus hijos en ésta. Según las crónicas de la época, las prisioneras solían deambular en la zona del puerto de la Ciudad mientras esperaban su destino final por parte del Ministerio de Guerra, que las asignaba a estancias o familias para servidumbre, mientras que a los niños, los destinaban  a comerciantes para servicio de mandados (LA NACIÓN 1878).

El nuevo emplazamiento tiene por objeto volver la mirada a una de las pocas obras que testimonian el sufrimiento y la desolación de las mujeres aborígenes, que fueron víctimas de la violencia fundó nuestra nación. Violencia encarnada en el cuerpo de las cautivas, blancas e indias, que revela las tensiones y prácticas de guerra entre grupos raciales. Por tanto su reemplazamiento en el eje cívico, anexo al antiguo Puerto Madero, contextualizaría la narrativa a través de un retorno de la imagen al lugar que la inspiró 111 años atrás, reanimando las voces silenciadas del mestizaje, en un momento donde se cruza una emergencia de reclamos de revisión, tanto desde los movimientos de mujeres como de pueblos originarios. Este nuevo emplazamiento, a l mismo tiempo, la situaría en oposición a la emblemática “Cautiva”, realizada por Juan Manuel Blanes en 1880, expuesta permanentemente en la Colección Fortabat, resguardando las memorias de las prisioneras blancas.

C. ¿CÓMO SERÍA?

La Cautiva se encuentra actualmente emplazada en la Plaza Federativa de Brasil, sin señalización alguna y a pocos metros de la escultura del héroe nacional de Brasil, José Tirandentes,  en el contexto del nuevo Centro de Convenciones, situado en un  sector posterior del MNBA.

La Cautiva se encuentra actualmente emplazada en la Plaza Federativa de Brasil, sin señalización alguna y a pocos metros de la escultura del héroe nacional de Brasil, Jose Tirandenttes, en el contexto del nuevo Centro de Convenciones, situado en un sector posterior del MNBA. Por tanto el nuevo emplazamiento propone una nueva visibilidad a la escultura para propiciar un debate la narrativa histórica oculta y, en segunda instancia, la solicitud de incorporación de la obra al patrimonio y narrativa historiográfica del Museo. La vuelta del malón, de Ángel Della Valle, 1892, es la obra emblemática que narra la Conquista del Desierto por lo cual esta acción de solicitud de incorporación de La Cautiva a la colección, tiene por objetivo motivar mecanismos críticos de revisión de las narraciones históricas desde las instituciones artísticas, dando visibilidad al debate público.